Como hacer una funda para el bol de tu amasadora KitchenAid

Yo no se vosotros, pero para mi, mi amasadora KitchenAid es uno de los aparatos que más utilizo en la cocina. Por esta razón (y porque es bastante pesada para ir transportándola de un sitio a otro), es la dueña de un pequeño hueco en la encimera de la mesa de trabajo de la cocina.

El otro día sentada en la cocina, me quede mirando a la mesa de trabajo que tengo y pensé: “no me gusta nada como se pone de polvo el bol de la amasadora cuando no lo uso”. Siempre que le uso de nuevo tengo que enjabonarle o por lo menos aclararle para quitarle el polvo depositado.

Bol Kitchenaid

Estuve pensando y decidí investigar si había algún artilugio para evitar que se deposite el polvo en el bol. Ya se que hay fundas para cubrir la amasadora, pero como me parece preciosa no la quiero tapar y que no se vea.

Para ello acudí a una de mis webs favoritas Etsy en la que siempre encuentro las cosas más raras que me puedo imaginar.

Parece ser que ya antes que yo alguien se ha preocupado por este tema y ha ideado unas fundas que cubren solo el bol de la amasadora. Unas autenticas preciosidades, hay que decirlo, y entonces empezaron a girar los engranajes de mi cabecita y pensé “¿Y porque no hago yo mi propia funda?

Esto lo podéis hacer independientemente del modelo de amasadora que tengáis, no es imprescindible tener una KitchenAid.

Siento la necesidad de mencionar aquí y ahora que no soy conocida por ser una buena costurera precisamente, de hecho soy una horrible costurera, se me da fatal.

Dicho esto, este es un proyecto tan super sencillo y rápido que incluso tuve la oportunidad de hacer sin suceder ninguna complicación.
Por lo tanto, si alguno es un negado de la costura como yo, que no tenga miedo, que también lo podrá hacer.

Para hacer nuestra propia funda necesitaremos:

  • Una tela de nuestra elección (lo suficientemente grande para cubrir el diámetro del bol más 5 cm de más alrededor)
  • Hilo a juego de la tela
  • Cinta elástica estrecha
  • Un lápiz (opcional)
  • Tijeras

Como hacer una funda para el bol de la amasadora:

Comenzamos por dibujar con un lápiz el contorno del bol sobre el reverso de la tela elegida. Marcamos otro círculo dejando 5 cm de más en toda la circunferencia. Podemos usar un compás o si no hacer uno improvisado con un lápiz y un trozo de hilo normal.

Así quedan los bols

Cortamos el círculo.
Colocamos la cinta elástica alrededor del círculo de tela y la cosemos a un centímetro del borde por el reverso con un hilo que sea del mismo color que la tela.

Lo podemos coser a mano o con una máquina de coser, el truco está en dejarlo lo mas igualado posible.

Cuanto más apretado cosamos la cinta a la tela, más apretado se ceñirá al tazón.

Recortamos los hilos sueltos que queden de la tela.

Por último lo colocamos alrededor del bol y a lucirlo.

Y lo mejor de todo es que no solamente lo podemos usar en el bol de la amasadora, también nos servirá para cubrir cualquier otro bol de cristal, metal o plástico, veréis como le sacáis mucho partido. Aunque en las fotos queda más bonito con la Kitchenaid :)

La funda no solo mantiene el bol limpio y protegido, sino que también añade un toque divertido de color en la cocina y si hacemos varios modelos podemos cambiarlos fácilmente según el estado de ánimo que tengamos, la decoración o las celebraciones que hagamos.

Y al ser de tela lo podremos lavar en la lavadora cuando se ensucie y listo.
Seguro que todo el mundo se fijará en el y querrán uno igual.

Si por el contrario os queréis ahorrar todo este proceso podéis encontrar fundas ya confeccionadas como os mencione antes en Etsy.

Las hay para todos los tamaños de bol y de varios dibujos, y la verdad que no son nada caras. También podéis encontrar fundas para amasadoras que la cubren enteras, hay autenticas preciosidades, en varios materiales, tela, plástico…

¿Has confeccionado tu propia funda para bol? ¿Tienes alguna otra idea para compartir?

Categories: Especial Kitchenaid, Para cocinar