¿Qué beber?

La cantidad de líquido que necesitamos depende de la actividad y de cuál sea la intensidad de esa actividad, pero por lo general, para reponer todos los líquidos que perdemos, hay que beber unos 8 vasos al día (1,2 litros).

Bebidas hay muchas, pero el agua y la leche son las opciones más saludables. ¿Y que hay de las otras bebidas? Vamos a analizarlas en profundidad.

El mojito

Al ser una bebida con alcohol no es lo más saludable del mundo. La mejor forma de tomar alcohol es fermentado, es decir en vino. Pero aun así no hay que ser extremista. El mojito es una de las bebidas y chupitos más populares, sobretodo en verano. El mojito se prepara de diferentes maneras, mi favorito es el de fresa. Muy rico sí, pero no recomendamos que sea parte de tu plan semanal.

Beber agua

Es el mejor líquido que podemos beber para hidratarnos y calmar la sed. No tiene azúcar ni calorías, por lo que resulta la opción más saludable. Ten siempre cerca una botella de agua, y no esperes a tener sed para beber.

Leche

La leche es una gran opción para personas de todas las edades que puedan tolerarla. Tiene un buen sabor y está llena de vitaminas y minerales como el calcio, que ayudan a construir y mantener unos huesos y dientes saludables. Lo ideal es tomar una o dos porciones al día.

Algunas de las bebidas que tomamos a diario

La mejor opción es la versión entera, ya que, aunque tiene más calorías, nos va a llenar más y nos va a mantener saciados durante más tiempo.

Zumos y bebidas de frutas

Los zumos de frutas no cuentan como ración diaria de fruta, por mucha cantidad que bebas. Se recomienda que la cantidad de zumo de frutas al día no sobrepase de 150 ml, que equivale a un vaso pequeño, ya que cualquier zumo tiene mucho azúcar (el propio de las frutas con el que se elabora). Elige la variedad 100% de fruta, sin azúcar añadido y con pulpa.

Smoothies

Son como batidos, pero elaborados con frutas, verduras y hielo. Un smoothie elaborado con productos completos, frescos o congelados, si cuenta como una acción de frutas o verduras.
Escoge los que tienen zumos de frutas, frutas enteras (frescas o congeladas), verduras, que no tienen azúcar añadido, miel o sirope de agave.

Té y café

Se puede contar una taza de té como un vaso de agua, ya que la mayoría es agua, pero esto no ocurre con el café.
Un café cargado y un té fuerte contienen cafeína, que puede producir más orina.

Es mejor el té que el café para hidratarse, pero asegúrate de que no sea tu única fuente de líquido durante el día. El café que sea pequeño, sin azúcar y no más de dos al día.

Refrescos

Tienen mucho azúcar y gas, y no nos benefician en nada. Las alternativas zero, diet, o sin azúcar, tienen menos azúcar, pero aún así contienen mucha cantidad.

Bebidas deportivas

Pueden ser útiles para los deportistas que entrenan más de 1 hora al día. Las bebidas deportivas no son algo que se debe consumir todos los días, fuera de las actividades deportivas.

Asegúrate que sean sin cafeína, pues puede producir más orina y causar una deshidratación. Si no haces deporte de resistencia, el agua es la mejor manera de rehidratarse.

Bebidas energéticas

Las bebidas estimulantes o energéticas solo proporcionan un montón de azúcar y calorías, sin ningún beneficio nutricional. Además, estas bebidas suelen contengan altas cantidades de cafeína, y no deben ser consumidos por niños o mujeres embarazadas.