Las sopas, lo mejor para el invierno

Las sopas son tus amigas en el invierno, pues se sirven muy calientes, y no tienen tanta grasa ni calorías como los potajes o las legumbres.
Hay sopas tradicionales que se siguen consumiendo hoy en día, como la sopa de ajo o la de pescado, tan popular en Navidad. Una de mis favoritas es el caldo gallego (más recetas en http://caldogallego.net), seguramente debido a que pasaba los inviernos en Galicia. Desde entonces su olor me recuerda al frio que pasaba en esas vacaciones. Aquí tienes las recetas para que puedas hacer en casa las mejores sopas de invierno.

Sopa de ajo

INGREDIENTES

  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 huevo
  • 1 tacita de aceite de oliva
  • 1 pimiento rojo seco
  • Medio pan cortado en rebanadas muy finas
  • sal y pimienta negra molida

MODO DE ELABORACIÓN

En una cazuela, ponemos el aceite de oliva a calentar para sofreír los ajos laminados. Cuando estén dorados, incorporamos el pan y el pimentón, y lo removemos bien para que se sofría junto.

Ponemos el pimiento seco en remojo con agua caliente para que se vaya ablandando.

Añadimos 1 litro de agua, el pimiento seco en remojo, una pizca de pimienta negra y sal a nuestro gusto. Dejamos que hierva durante 5 minutos a temperatura media hasta que el pan se desmenuce. Incorporamos el huevo y lo removemos para que quede en hilo.

Sopa de pescado

INGREDIENTES

  • 250 gr de rape
  • 250 gr de almejas
  • 250 gr de calamares
  • 250 gr de gambas
  • raspas y espinas de pescados
  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • Sal

MODO DE ELABORACIÓN

En una cazuela, vertemos 3 litros de agua y añadimos las raspas y espinas de pescados, las cáscaras de las gambas, los cascos de la cebolla, dos tomates troceados, las zanahorias partidas y sal. Lo ponemos a cocer a fuego medio durante 1 hora.

Por otra parte, ponemos las almejas en agua fría con sal para que escupan toda la tierra que tienen dentro. Cuando lleven media hora, las escurrimos y ponemos a cocer con un poco de agua para que se abran.

Cuando se abran, eliminamos la concha vacía y reservamos la otra con la carne. El caldo de las almejas lo añadimos colado al caldo que está cociendo.

Lavamos bien el rape, las gambas y los calamares, y los troceamos.

Es el momento de hacer un refrito, sofriendo la cebolla picada hasta que se ablande. En ese momento, añadimos los ajos picados, y cuando estén dorados, incorporamos los tomates picados (sin piel ni pepitas). Lo dejamos sofreírse hasta que el tomate se haya reducido.

El caldo que ya estará cocido, lo trituramos y colamos por un chino, para sacar la máxima sustancia posible. Añadimos el pescado troceado al refrito, y añadimos el caldo colado. Dejamos que se cueza todo junto durante 10 minutos más.

Probamos la sopa y la ponemos a punto de sal. Si la sopa está demasiado caldosa, puedes añadir unos granos de arroz antes de la cocción en conjunto.